30 de Julio – Día Mundial de la Lucha Contra la Trata de Personas

La esclavitud no desapareció, adoptó nuevas formas


"En la Nación Argentina no hay esclavos...Y los esclavos que de cualquier modo se introduzcan quedan libres por el solo hecho de pisar el territorio de la República" (Constitución nacional, Art. 15).

Desde que Argentina promueve y aprueba en el año 2008, la Ley Nacional 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de personas, fueron rescatadas y asistidas 17.839 personas en nuestro suelo.


Según los datos oficiales los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015 fueron las mayores intervenciones por parte del Estado pero baja abruptamente, no obstante las acciones contra la Trata vuelven a subir entre el 2018 y 2019. Las denuncias al 145 son muchas pero cuando se investiga tal vez se configure en otros delitos por lo cual a veces se solicita intervenciones a otras áreas.


Si hablamos desde el 1 de enero hasta el 30 de junio del 2022 encontramos que hubo asistencia y rescate de 528 personas, de las cuales 498 personas (el 94%) eran mayores de edad, mientras que del resto encontramos que 30 eran niños, niñas y 9 personas presentaban discapacidad.

También ahora sabemos que 418 personas son de origen Argentino mientras que 45 eran bolivianas, 38 paraguayas y luego seguían 8 personas Chinas; Rep. Dominicana 6, Perú y Venezuela 4; Uruguay y Colombia 2; Brasil 1. Es decir, la mayoría son explotadas dentro del país, de provincia a provincia, estando relacionado con que la mayoría de las víctimas lo son con fines laborales en tareas de campos.

También llama la atención las pocas intervenciones en nuestra provincia de Córdoba, esto está íntimamente ligado al desconocimiento de la línea gratuita 145, que funciona las 24 hs. y es anónima, mucha gente teme porque en general donde hay explotación de personas siempre las autoridades policiales, judiciales y políticas miran para otro lado o al menos hay algún tipo de complicidad.

Por otra parte, podemos ver que en su mayoría son asistencia dentro del ámbito laboral, siendo que la mayoría de las denuncias surgen por la extrema vulneración de derechos, se liga a propuestas engañosas de trabajo, como lo ocurrido en tambos de Córdoba con viviendas precarias y hacinadas, con un salario de miseria y obligación de ticket de un lugar donde se lo terminaban descontando y jornadas de 14 a 16 horas, la búsqueda de agua a cinco cuadras para abastecerse del liquido vital.

Llega otro día mundial de Lucha Contra la Trata de Personas y seguro que a pesar de que Argentina se ha convertido en unos de los 30 países que más voluntad política y social viene mostrando, falta mucho más.

Parece mentira que seres humanos sean explotados de múltiples formas, la tecnología y las crisis económicas, humanitarias, las inmigraciones forzadas, son ideales para estas organizaciones que siempre encuentran nichos y nuevas formas de hacer dinero con los seres humanos. Tal vez las más cruel que estamos observando son las que surgen de las guerra de Ucrania donde se visibilizó las infancias desaparecidas y las “empresas” de gestación subrogada que desnudó las granjas de mujeres que van a parir para personas que quieren niños con determinadas características.

Nosotros localmente no estamos lejos hemos visto como les llegan a nuestras niñas jóvenes propuestas de modelaje de empresas que no existen.

Más que nunca dialoguemos entre familia o amistades, generemos conciencia no solo en la prevención sino cuando nos convertimos en demandantes de servicios de sospechoso origen. La explotación y trata de personas solo se puede revertir con la implicancia de toda la sociedad.

Karina Lucero