Caso Jonatan Romo

Presentaron nuevo pedido de Jury de Enjuiciamiento para la Fiscal Paula Kelm


Se presentó ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba, en la persona de su Presidente, Legisladora Julieta Rinaldi, el pedido de juicio político a la Fiscal Paula Kelm haciéndola responsable de actuaciones, previas, durante y posteriores, que fueron desencadenantes de la muerte de Jonatan Romo en la Comisaría de La Falda, el 10 de julio de 2022.


El documento señala que María Celeste ROMERO, ex esposa de Jonatan Romo, por si y en representación de los dos hijos que compartieran, con el patrocinio del Dr. Luis Ángel Galli, procuran “la destitución funcional de la Sra. Fiscal de Instrucción de Cosquín, Paula Andrea KELM… conforme el alcance de los hechos y conductas que se describen seguidamente en la presente, su interpretación normativa y jurisprudencial, y elementos probatorios que se acompañan, producen y requieren de diligenciamiento a los fines de tramitación de proceso al efecto y que dan lugar a las causales de Mal Desempeño, Negligencia Grave y Supuesta comisión de delitos, previstos en el art. 154 de la Constitución de la Provincia de Córdoba, de acuerdo a esta misma Carta Magna (art. 159 y cc.) y Leyes Nros. 7.956 y 8.123 y modif. (C.P.PC). Todo ello sin perjuicio de las acciones penales que por el tipo tuvieran lugar y ha de responder la denunciada, la que solicito remisión, luego de advertir y tomar conocimiento de ellas, a los efectos investigativos de ley”. (El resaltado es de la redacción).

Para llegar a la decisión se exponen dos hechos, el primero relacionado con una detención de la que fuera objeto Jonatan Romo el 18 de diciembre de 2021, donde se indica que fue “sometido y lesionado” por personal policial, siendo internado inicialmente en el Hospital de La Falda y luego en el Hospital San Roque de Córdoba capital, de las cuales “nunca se investigó ni se instó determinar responsables del hecho denunciado y sus circunstancias”, dejando como secuelas “dolores en todo el cuerpo y, principalmente, afecciones urinarias y daños en sus riñones (al punto de exigir el tratamiento diálisis y prolongado en el tiempo)”. Como también que “No se quiso reparar en ningún momento, en la situación de salud mental por consumo de sustancias tóxicas (drogas y alcohol) que padecía y lo dominaba a ROMO, como patología dominante, evidente y que resultaba de conocimiento también por los funcionarios actuantes”, lo que devino -aun a pedido del defensor de Romo, en ese momento, de que fuese internado en una clínica para tratamiento de sus adiciones, a lo que la fiscal habría prestado acuerdo, en la decisión “a instancia de la intervención que al efecto se le confiere a la Fiscal de Instrucción KELM, ROMO es trasladado al Establecimiento Penitenciario N° 9 –UCA-, Córdoba, perteneciente al Servicio Penitenciario de la Provincia. Finalmente, resulta trasladado al Penal –Servicio Penitenciario- de Cruz del Eje…”.

Tras exponer las declaraciones de Romo en esa oportunidad, en las que deja sentado que fue lesionado por personal policial, la documental sostiene que “surge que al menos en esta oportunidad tuvo conocimiento KELM de un actuar policial de violencia grave, de gravedad institucional, por parte del Personal Policial de La Falda. De viva voz, toma conocimiento y por el imputado, que ROMO sufrió golpes que importaron, a la postre, internación hospitalaria. Y NO ACTUÓ. Siguió con la marcha –o no; lo ignoramos- de esta acusación efectuada pero en nada investigó ni despertó alarmas institucionales, judiciales, administrativas ni políticas, por el actuar policial ante semejante golpiza. No cumplió con los deberes funcionales que le es propio y debido cuales ordena su actuar conforme la Constitución de la Provincia de Córdoba y la Ley Orgánica del Ministerio Público Provincial (arts. 171 y 172 inc. 3 Const. Cba.; y Art. 9 inc. 3) Ley 7826, así como arts. 1 y 3 de la Ley N° 7826), encubrió, omitió, acalló… permitió una muerte (siete meses después) de lo más evitable y previsible.

Será este actuar (deliberado, negligente, omisivo y antijurídico) de KELM, objeto de especial análisis y encuadre que justifica y promueve esta denuncia por ante este H. Jurado de Enjuiciamiento, a los fines de motivar su destitución, como se intenta”.

El segundo hecho está relacionado con la segunda detención, el 10 de julio de 2022, que concluye en la muerte de Romo, de la que se manifiesta, entre otras, que la Fiscal Kelm impide el acceso del hermano al ámbito donde se encontraba Romo porque “…puede contaminar la escena del crimen”; asimismo destaca que “La Fiscal actuante, toma intervención en esta “escena del crimen”, aprecia de manera directa la situación del cadáver –aunque, prima facie, no de su situación de muerte; la que se encubre y muestra distinta, tal como haremos notar- y al otro día sale de feria”.

Con posterioridad, hace una pormenorizada mención de las pruebas existentes del accionar policial en la ocasión, aportando videos, solicitando otros y testimoniales. También detalla los alcances del protocolo en vigencia, a ese entonces, para el tratamiento en detenciones que involucren a personas con brotes psicóticos o trastornos de salud mental.

Más adelante, introduce las apreciaciones que se han tenido en cuenta para determinar las causales de Mal desempeño, Negligencia Grave y Supuesta Comisión de Delitos, para luego mantener que el juicio político implica la evaluación administrativa del funcionario, por ello persigue su “destitución”, lo que no tiene implicancias sobre las acciones presentadas o a presentar en la vía judicial.

El instrumento fue presentado y receptado en la Legislatura Provincial el 18 de octubre y consta de 28 folios.


El documento completo


928 JURY 1 Fiscal Kelm..docx