Preocupa el retardo en la comunicación de Notificaciones Judiciales


Cuando las “medidas o citaciones judiciales no llegan”, demoras en Capilla del Monte y La Falda para las NOTIFICACIONES JUDICIALES.

Se vienen dando situaciones de demora o no se concretan las comunicaciones de medidas cautelares o citaciones judiciales, los

motivos son variados y van desde la falta de WiFi hasta el poco personal policial en las ciudades.

Las notificaciones en violencia familiar y de género son una constancia legal que permiten a las victimas ser reconocidas como tales, donde un Juez dicta estas medidas cautelares para garantizar la vida de la o el sobreviviente. A su vez los denunciados toman conocimiento de que están limitados para relacionarse con una persona y en caso de no obedecer son pasibles de ser imputados por incumplimiento a una orden judicial. Estas medidas les han brindado a muchas víctimas el tiempo para acompañamientos terapéuticos, para poder procesar los vínculos de violencia y en muchos casos salvar sus vidas.

También hay notificaciones para presentarse a declarar por una infinidad de cuestiones desde familia hasta testimonios que son inherentes a causas penales que a veces deben resolverse en tiempos acotados, especialmente los que involucran a niñez.

La que contaremos en estas líneas son solo dos situaciones que se han generado en las últimas semanas, e ilustran la urgencia de darle soluciones en lo inmediato.

1º Notificación por restitución de un niño:

El jueves 4 de agosto desde Tribunales de Cosquín, se le solicitó a la Comisaría de Capilla del Monte que notifique a una joven madre para que se presentara el día viernes 5, para una entrevista en la que dependía la restitución o no, de su pequeño hijo. Esta madre estuvo esperando con ansias esa notificación, saber la hora que debía presentarse para organizar el viaje, los niños, el tiempo, lo económico y sobre todo saber qué podía exponer y aclarar su situación. Como no se tenían novedades llegada la tarde se le pidió a esta mamá que se presentara ella misma a solicitar la notificación en la comisaría para cumplir con la etapa de aviso, en dicho lugar le respondieron que les había llegado una notificación online, que calculaban seria para ella pero no la podían abrir porque “no tenían Internet en la Comisaria”. Fuentes judiciales nos explicaron que para acceder a la red en Capilla del Monte, el personal policial debe pagar el servicio de su bolsillo o esperar que lleguen a algún lugar donde puedan abrir, para luego imprimir y notificar. Lo cierto es que si bien sospechaban que esta notificación seria para esta madre, debían poder abrir y leerla fehacientemente. Le dieron aviso ese jueves a la media noche sino hubiese quedado sin presentarse e incumpliendo el pedido de Tribunales.

2º notificación por violencia de género

Una joven de Huerta Grande denunció por violencia de género y abuso a un vecino de La Falda el 7 de julio, lo cierto es que se tomaron en forma inmediata las medidas de protección y el 9 de julio se la notifica a la víctima, mediante la Comisaria de Huerta Grande donde es su domicilio. Una semana después cuando ella se acerca a pedir acompañamiento a los espacios institucionales, se observa una demora en la Comisaria de La Falda para notificar al denunciado, por lo que se reclamó la urgente notificación.

El 26 de julio a casi un mes de la denuncia, el hombre le escribe primero y luego se presenta en la casa de la mujer, cosa que no podía hacer, con lo cual la victima hizo lo que el estado, la justicia y la policía le pide cuando se incumple una medida “llamar a la policía”. Lo encontraron en flagrancia y cuando lo llevan a la comisaria descubren que nunca había sido notificado en La Falda por lo cual no había cometido ningún delito. Ante esta situación tan grave, porque hablamos de la protección de una víctima de violencia, con la rápida intervención de la Comisaria de Huerta Grande se lo notifica en el momento, solo a partir de allí se considera un incumplimiento, esta revictimización que tuvo que pasar esta joven mujer no se puede tolerar. Cuando se pidió respuestas a la Comisaria de la Falda se dieron versiones diferentes pero lo cierto es que si ella no hubiese llamado y el móvil no hubiese sido tan rápido en el arribo al lugar, no sabemos qué podría haber pasado.

Por qué son tan importantes

En el primer caso, ser notificado ante una entrevista o un testimonio tiene efectos legales con una carga de responsabilidad y garantías, pero además se vulnera un derecho cuando se trata de situaciones conflictivas que se deben resolver en lo inmediato. Desde las organizaciones cuando se sabe que se instaron medidas de protección o de urgentes testimoniales se les pide a las víctimas o damnificados que se acerquen a buscarlas ellos mismos para no perder el tiempo y garantizar el derecho al acceso a la justicia. En el caso de violencia familiar y de género no hace falta explicar la importancia que tiene.

Venimos advirtiendo demoras en las notificaciones desde hace mucho tiempo pero es indudable que se profundizó el problema con el poco personal policial y con los pocos móviles patrullando las distintas ciudades. El tema requiere darle una solución a la creciente demanda de notificaciones sabiendo que ese “papel” tiene una significativa repercusión en la vidas de las personas, en épocas donde fluye las redes de comunicación no sería imposible pensar en nuevas formas de avisos judiciales para los ciudadanos.

Karina Lucero