Matías Montoto: “No integraremos el Consejo Departamental y llevaremos candidatos en los 25 circuitos”


En el programa Tal Cual, de la televisión del centro de Punilla, el líder departamental de Hacemos Por Córdoba, Matías Montoto, dialogó sobre el presente y futuro de ese esquema político.

Tras destacar el resultado electoral del Movimiento de Unidad Peronista, que a nivel departamental obtuvo el 48% de los sufragios emitidos, en relación a la no participación en la convocatoria a la asunción de las autoridades departamentales, que preside Mariana Caserio, manifestó que “estuvo la convocatoria de ese espacio, donde nosotros no nos sentimos representados, ninguno del grupo, se reunió todo el equipo y decidimos no participar. Nosotros somos Hacemos Por Córdoba, por eso vamos a luchar, Tenemos casi armada la mesa departamental. Al Presidente del partido le pareció bien y así en cada circuito asumirán las autoridades que hayan ganado, son 11 circuitos, en los demás se armará la mesa de Hacemos Por Córdoba, y vamos a tener candidatos en los 25 circuitos del departamento, es lo que estamos impulsando y sobre lo que estamos trabajando. Imagínate, que el gobernador, nuestro presidente partidario, es el mejor posicionado a nivel nacional y el posible sucesor, que es nuestro deseo sea, Martín Llaryora también encabeza las mediciones en ciudades grandes”.

Consultado si estaba indicando que no integrarían formalmente el esquema partidario y si esto adelantaba una nueva interna con vistas a 2023, indicó que “no, no vamos a integrarnos. Se verá en cada circuito, se evaluara llegado el momento. Pero a nosotros no nos van a tratar como empleados, nos vamos a sentar de igual a igual en una mesa, y vamos a discutir y ver quién va a ser el candidato. No nos van a elegir a dedo quién va a serlo. Si no es así, presentarán el candidato del Frente de Todos o del albertismo o como quieran llamarlo, nosotros iremos con la bandera de Hacemos Por Córdoba”.

Se le interpuso que si en esa ocasión se sentarían a discutirlo, por qué no hacerlo ahora y debatir desde el vamos las diferencias, respondiendo que “es que no hay comunicación, no hay diálogo. Ese es el problema. Además hubo barreras que se cruzaron, nosotros tratamos nunca de faltar el respeto, pensamos y hablamos distinto pero no faltamos el respeto, del otro lado sí y entonces no te da ganas de hablar, esa es la realidad. Reconocemos la elección, el triunfo con el 52% que han sacado en el departamento, pero cuando se habla despectivamente, de esa manera a la que están acostumbrados, a nosotros no nos interesa discutir en esas condiciones. Si existiese un llamado para dialogar, para consensuar, no para mandarte u ordenarte, porque se acabaron los patrones de estancia… y ha quedado demostrado en la elección, a mí me critican, me dicen que soy radical, que no sé nada, que no entiendo nada, y saqué el 48%. Bueno, imagínense cuando aprenda, porque esto es fortalecimiento para lo que viene. Si hoy sacamos el 48% no tengo dudas que más adelante nos va a ir mejor. La gente quiere un cambio, se ha cansado de los viejos manejos políticos que se hacen, necesita de demostraciones de los políticos, que gestionen, que trabajen…”.

Se le planteó si el distanciamiento existente podría llevar a la intervención de circuitos como decisión del Consejo Departamental, respondiendo que “no lo sé, lo desconozco, que intervengan, pero, yo no podía participar, me iban a sacar de las listas, cosas que dicen para confundir al electorado, a los vecinos, y todos nos conocemos en el departamento y sabemos quién quiere venir a hacer un cambio. Hoy está ocurriendo, esto que pasa en Punilla, que las nuevas generaciones quieren participación, pasa en todos lados. Hoy ya los viejos patrones de estancia, de cada departamento, están abriendo las puertas a los jóvenes, porque queremos participar. No puede ser que nos tengan siempre rezagados, que no nos den bolilla, que solamente sea, lo dije y voy a seguir haciéndolo, una pyme familiar, solamente es la familia y el resto no puede entrar. Por qué, por qué eso. Queremos participar, ser escuchados. Creo que en Huerta Grande hemos hecho una muy buena gestión, y por qué no poder estar en un lugar de decisión. Y eso se lo planteamos a Martín Llaryora, los jóvenes, hoy tenemos un grupo de 60 intendentes y legisladores, que se denominan Generación X, que decimos que también tenemos poder de decisión, que queremos hablar de política, debatir, y no queremos sacar a los viejos políticos, queremos aprender de ellos… a mí me hubiese gustado que Carlos Caserio me lleve de la mano y me enseñe todo lo que sabe. A ver, nadie está discutiendo que es un gran dirigente, mira dónde llegó, pero cuando te ningunean, cuando no te quieren enseñar, cuando no te acompañan en tu crecimiento… bueno, yo no soy esclavo de nadie, no tengo jefe, quiero seguir creciendo, hay muchos que no, que le tienen que agradecer el lugar en que están y se tienen que callar la boca. A ver, por qué nos tenemos que callar la boca. Eso es lo que pasó en esta interna, no nos queremos callar, queremos trabajar…”.