La Paz, esa suprema utopía por la que vale la pena vivir y escribir


«Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: la paz». Albert Einstein.


Carnaval a pleno, época de diversión para muchos que han podido salir de vacaciones a los centros turísticos del país y de cosecha para trabajadores y empresarios de área vinculada al turismo, luego de una dura etapa de pandemia, cuarentenas y una crisis económica que nos viene afectando a los argentinos desde hace varios años.

El estado tiene argumentos para hablar de temporada record, incluyendo el feriado del carnaval y en La Falda, donde resido y trabajo, desde hace 59 años, creo sino acierta le falta muy poco. Más, nuestro jolgorio de los últimos días, incluso este nuevo “recreo”pandémico con descenso de contagiados y fallecidos, gracias al avance vacunal, no pueden ocultar otras realidades.

Como profesional dedicado a la salud, siempre entendí que el bienestar de un pueblo no depende solo de medicamentos y vacunas. Los conflictos que amenazan las vidas y en especial de los más jóvenes nos movieron hace unos años, luego de ciertas muertes por suicidio y hechos donde la violencia institucional estaba en juego, a convocar desde CIPLA PAZ a encuentros superadores, incluyendo los credos, a través de COMIPAZ.En las todas las guerras y conflictos armados civiles, la niñez es una de los grupos humanos más cruelmente afectados tanto como testigos o víctimas directas, como por ese aprendizaje de la violencia como forma de resolver problemas; también como huérfanos, emigrantes o victimas de trata.

En momentos de extrema tensión en Europa, vuelvo a A. Einstein “La paz es hija de la convivencia, de la educación, del diálogo. El respeto a las culturas milenarias hace nacer la paz en el presente”. Que brutal paradoja el que se haya otorgado el premio Nobel de la Paz a destacados promotores de tremendos conflictos bélicos, invasión de países, asesinatos selectivos obviando la justicia, golpes de estado y hasta genocidios utilizando el terrorismo de estado. Los nombres de galardonados como Obama (unido a la destrucción de Siria) o de Kissinger que (desde la dictadura de Pinochet) viene siendo reclamado por los crímenes de guerra, expresan esa fenomenal incongruencia. La guerra y la violación de los DDHH van de la mano.

Ucrania ha sido nuevamente “invadida u ocupada”, según las definiciones de ambos bandos en disputa en esta forma de guerra llamada “híbrida”, donde la verdad es lo primero que se lesiona o intenta matar. El conflicto actual de 8 años de antigüedad, ahora agravado, nos retrotrae a históricas y nefastas beligerancias no tan bien conocidas. Algunas no tan lejanas, como las que llevaron a mis padres, ambos casi niños, a emigrar de aquella Ucrania parte de la Rusia Zarista, huyendo del hambre y los “pogroms” antijudíos en las primeras décadas del siglo pasado. La actual justificación de Rusia, condenada por el gobierno argentino, de que se trataría por una parte de una ocupación preventiva para evitar la instalación de misiles nucleares de la OTAN a pocos minutos de su capital Moscú. Por otra, para proteger a los ucranianos de habla rusa de dos provincias separatistas, que vienen sufriendo la violencia genocida del llamado Batallón Azov, de formación, actuación y simbología neonazi.


Antecedentes que nos deben mover a reflexionar sobre dos temas preocupantes como latino americanos: el riesgo de las armas nucleares y la convivencia en la diversidad de culturas y orígenes.

Desde el Tratado de Tlatelolco en 1969, se declaró a América Latina (AL), territorio libre de Armas Nucleares (AN). Más cercana es la declaración de UNASURllamando a un mundo libre de armas nucleares, para que la humanidad pueda destinar esos recursos al desarrollo social y económico de los pueblos”.

Una cruel excepción en esta Sudamérica está dada por la no solo usurpación de nuestras islas Malvinas, sino por la reiterada presencia allí de navíos con AN.

Sr. Director, esta es mi utopía, (no solo de libre de AN, sino también de todo tipo de guerras) y creo que de gran parte de la humanidad, ya amenazada de subsistir por tremenda degradación del medio ambiente, recuperándose de la pandemia Covid 19 y ahora nuevamente ante la amenaza de un conflicto nuclear.

AL es el primer territorio libre de AN, pero es el patio trasero de un imperio, que no pocas veces se sirve de países endeudados, para comprometerlos en lejanos focos de interés para sus empresas imperiales. Como lo fue en los 90, la guerra de Irak con las consecuencias locales de la Embajada de Israel y la Amia explotadas o de Río III, luego del envío de armas a Ecuador y los Balcanes.

Pocos meses luego del nuevo empréstito del FMI, "el hecho de corrupción más grande de nuestra historia", según el titular de la oficina ocupada en esa temática, F. Crous, nuestro país, gobernado por M. Macri y a espaldas del Congreso, formó parte de un golpe de estado en Bolivia, se enviaron armas a los golpistas y se impidió dar protección al Presidente constitucional depuesto, Evo Morales.

En ese año 2019, también se entrenaron tropas argentinas, aquí incluso en Córdoba, (T. Aero transportadas y Fuerza de Operaciones Especiales) para una posible invasión a Venezuela, si fructificaba un golpe de estado allí, según consta en la documentación probatoria expuesta por el Cohete a La luna.

Cabe recordar que Ucrania es el tercer deudor más importante del FMI, luego de Argentina y Egipto, y receptor de un sofisticado armamento provisto desde los miembros de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte (NATO en inglés).

El otro gran desafío es el de la convivencia nacional entre diversidades étnicas, culturales, religiosas, de poder económico o demográfico desigual. Nuestra Constitución Nacional con perspicacia y haciendo justicia, fue redactada en el idioma castellano y en el de los pueblos nativos (quechua, guaraní, etc.) que integraban a las Provincias Unidas; pero a posteriori los conflictos no han cesado y hubo inaceptables masacres en el norte del país contra el Pueblo Pilagá y en los tiempos más recientes las muertes de S. Maldonado y R. Nahuel regresan a nuestra memoria.

Bolivia avanzó significativamente al igual que Ecuador, dando un ejemplo con la construcción de estados plurinacionales, aunque entre lo formal y la aceptación por grupos de conservadores o ultra derecha existe una gran distancia.

Un drama semejante se observa en Ucrania: las provincias separatistas de Donetsk y Lugansk, cuya independencia reconoció Rusia, son territorios de mayoría rusoparlantes al igual que el 40% de la población de ese país, pero han sido duramente discriminados y hasta víctimas de 15.000 asesinatos por parte de un poderoso grupo neonazi modernamente pertrechado. Al inicio del conflicto con Rusia, 42 ucranianos de origen ruso fueron quemados vivos en Odessa.

Y qué decir de Palestina donde el pueblo palestino no solo fue despojado de sus tierras y propiedades, sino también sometido a guetos y un repudiado apartheid. La guerra civil en Yemen ha llevado a situaciones de hambruna a decenas de miles de niños y a muchos a su muerte por bombardeos constantes de un aliado de la OTAN, Arabia Saudita, pero con escasa o nula repercusión en los medios locales, la otra pata de estas guerras híbridas, donde la muerte de miles de civiles, convive con mentiras, ocultamiento y mucha desinformación.

Basta de guerras, de armamentismo y de AN. Paren los bombardeos en Ucrania, en Yemen o en Siria. Creo que luchar por esta utopía debería ser un clamor universal y que sea la política, el diálogo, los consensos los medios de superar problemas a todo nivel. Igualmente rechacemos cualquier condicionamiento del FMI y de sus mentores que utilizado para dominar y someter, pueda comprometernos en aventuras bélicas, donde las víctimas será nuestro pueblo en beneficio de la especulación neoliberal y los mercaderes de la guerra.


A la Paz solo se llega por el sendereo de la Paz.


Benjamín Malamud Lerner

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM450738 KISSINGER, CRIMINAL DE GUERRA

https://www.elcohetealaluna.com/un-general-paleolitico-barbecho/

https://es.wikipedia.org/wiki/Batall%C3%B3n_Azov

https://www.pagina12.com.ar/404284-rusia-acusa-a-ucrania-de-genocidio