El Centro Vecinal Villa Edén en defensa del patrimonio histórico


Se ha instalado todo un debate, en lo relacionado a la preservación del patrimonio histórico arquitectónico de La Falda, a partir del conocimiento de que en la propiedad cita en Av. Edén 1003-1011, donde en la actualidad desarrolla actividades comerciales la Casa de Té Isolina, podría construirse, de conseguir la habilitación pertinente, un complejo habitacional, que en principio exigiría para ello la demolición del edificio que en su oportunidad había sido considerado de valor histórico.

El cuestionamiento que plantean los vecinos se centra en que esta propiedad está inscripta dentro de unas cincuenta que oportunamente se evaluaron y que fueron motivo de una ordenanza que impide su demolición, instrumento que aun carece de reglamentación.

Esa normativa, bajo el Nº 2833 de 2015, dictamina “Artículo 1º) PRORRÓGASE la Ordenanza 2534/12, por la cual se suspende la demolición, modificación o fragmentación de propiedades con valor patrimonial e histórico hasta tanto se produzca la terminación del registro de las mismas con los condicionamientos requeridos para su preservación y conviviencia con el desarrollo urbano ambiental de nuestra Ciudad”, y es el fundamento del reclamo vecinal.


El planteo del Centro Vecinal

Adriana Czekalski es la Presidente del Centro Vecinal Villa Edén y, requerida sobre el particular, decía que “nos enteramos, hace unas dos semanas, por inquietud de algunos vecinos que se enteraron de la posible demolición y la construcción futura de departamentos. Comenzamos a pedir las ordenanzas, a investigar, y llegamos a la ordenanza que suspende, por el momento, la demolición…”. Contextualizando, agregó que “ha pasado ya con edificios de dos o tres pisos que se han levantado, entre ellos uno que ocupó la propiedad que era de Barón Biza. Ocurrió de buenas a primeras, no nos dimos cuenta, y de repente nos encontramos con que, contando los tanques, pareciera que tiene 5 pisos, ha tapado la vista que tenemos de las sierras… No sabemos si ha tenido un estudio de impacto ambiental, que es lo que vamos a solicitarle al municipio relacionado con la construcción que hoy está en cuestión, al igual de lo que solicitáramos cuando se habló de la instalación del hotel Howard Johnson´s, oportunidad en que se nos consultó. No nos oponemos al desarrollo, pero debe ser sustentable, donde se preserve el patrimonio que tenemos, que no es solo la casa, sino también su entorno…”.

Amplió, sosteniendo que “queremos que las cosas se hagan respetando las normas, porque vemos que se están haciendo muchas por la vía de la excepción. Si así se hace, se deforma la ciudad y la pregunta es para qué están las normas”.

Informó que los datos con los que cuentan fueron proporcionados por el Vice Intendente Juan Dillet, indicando que “vino y me informó que, como Presidente del Centro Vecinal, me daba la información como corresponde, que estaban habiendo muchos rumores y que quería aclararlos… Nosotros, a partir del lunes, vamos a pedir todo lo que se esté haciendo, queremos trasparencia, queremos defender los derechos de todos los ciudadanos, porque se esto se comienza a hacer de una manera indiscriminada, no planificada… apuntamos a la preservación del patrimonio, no todos los pueblos tienen la riqueza patrimonial que tenemos nosotros, y eso también se puede explotar haciendo un circuito turístico que visite las casonas y comente su historia, tenemos que mantener la identidad y no entender que el progreso es cemento”.

Por su parte, Walter Ceschi, en su calidad de vecino, exponía que “alerté al Centro Vecinal y de ahí comenzamos a trabajar, porque queremos que nuestra identidad no desaparezca. Nosotros somos una ciudad serrana… vivimos de nuestro paisaje, de esas casas. Hay quienes se preguntan quién va a venir a ver esas casas, los que vienen se maravillan con esas casas. He sido guía turístico acá, en la Cumbre, y la gente quiere visitarlas, llevarse una imagen fotográfica como recuerdo… Por ejemplo, el chalet La Asturiana, impactante chalet, donde hoy funciona La Olivia, respetaron su conformación y la revalorizaron, revalorizando con ello también la zona. Ahora lo que quieren construir derrumbando Isolina es un edificio de 60 departamentos, va a ser un conventillo, dónde van a colgar la ropa, en los balcones, porque no tiene terraza, están pidiendo una excepción para levantar un tercer piso más la terraza. Dónde van a poner la basura. Al lado se van a construir 15 departamentos más en un complejo, el sector no tiene provisión de agua y cloacas… las cocheras del nuevo edificio, son al menos 50 autos, cuánto hay que cavar para hacerla en subsuelo, para darle inclinación a la rampa se dice que cuando menos 5 metros. Una excavación de una dimensión de 2.000 metros que tiene el terreno por 5 metros de profundidad, movimiento de tierra, topadoras, camiones, ruido, por dos años, los vecinos, el hotel al lado, temporada baja, alta, van a convivir con eso”.

Ambos, precisaron que seguirán pormenorizadamente el tratamiento que se dé en el Concejo Deliberante y las sugerencias que les suministren sus asesores legales, “los que ya están trabajando”, manifestaron.


Lo que está oficializado

Con qué se cuenta a esta hora. De acuerdo a la documentación que ha trascendido, existen dos pedidos de excepción, uno para que se permita la construcción de un tercer piso y otro solicitando la demolición del edificio actualmente emplazado en el predio.

El primero de ellos ingreso por Mesa de Entradas del municipio, el 7 de febrero, bajo expediente 93207, iniciado por Tenova S.A.S., en el que solicita “…se tenga en cuenta el Proyecto en el cual solicitamos la posibilidad de construir un piso más a lo permitido por el actual Código de Edificación, ante la cercanía del edificio del Hotel Nortomarza el cual posee planta baja y 3 piso por lo cual no generaría un impacto negativo en la cuadra, al contrario, lograría que un edificio de mayor antigüedad no quede como un hito fuera d un entorno que tengan las mismas características arquitectónicas…”

La solicitud lleva la firma de Marcelo V. Picardi en representación de Tenova S.A.S. que presenta una escritura pública que lo designa como administrador de la mencionada y otros fideicomisos en los que Tenova S.A.S. estaría incluido.

Cabe mencionar que, tras la documentación relacionada con el proyecto, en foja nº 28, bajo subtítulo “Nota dirigida a la Municipalidad y Concejo deliberante de La Falda” (SIC), se sostiene que “En referencia al Proyecto presentado en Avenida Edén 1003/1011, cuyos datos catastrales son…, dejo conformidad que yo, el Sr. Jorge Constantino Bertopaulos…, soy propietarios de dicho lote y lo afectaría al uso de TENOVA S.A.S., una vez autorizada la construcción de dicho emprendimiento, cuyo administrador es el Sr. Marcelo Picardi…”. Llevando la firma de Bertopaulos.

A continuación aparece el Informe realizado por la Secretaría de Desarrollo Territorial Ambiental municipal, de fecha 24 de febrero, en la que se destaca que para el tratamiento de lo solicitado se requiere “1- Para la misma se deberá acreditar titularidad, o bien ser solicitada por el propietario.

2- Que previa a la solicitud de la presente deberá gestionar ante el Concejo Deliberante la autorización para la demolición de la superficie construida ya que se encuentra en vigencia la Ordenanza 2534, la cual “suspende la realización de toda demolición, modificación, fragmentación o cualquier otro trabajo que implique alterar el estado actual de las edificaciones que tuvieran una data de 50 años o más”. Decidiendo en consecuencia, su retorno a Mesa de Entradas municipal “a fin de notificar al Recurrente”. El Informe lleva la firma del titular de la cartera Ing. Eduardo de Vita.

La segunda presentación, tal vez motivada por el Informe antes descripto, se produce el 2 de marzo, dirigido al Concejo Deliberante de La Falda, a quien corresponda, manteniendo que “Mediante la presente tenemos el agrado de dirigirnos ante ustedes, en nuestro carácter de propietario, BERTOPAULOS JORGE CONSTANTINO…, y de proyectista y director técnico Arq. Sebastian Andreotti…, a los fines de solicitar el pedido de demolición de la propiedad edificada que se encuentra en dicha parcela C19- S 01- M 055- P018- y poder cumplimentar con el requerimiento de la Oficina de Obras Privadas de la Municipalidad, necesario para conformar iniciar la construcción del Proyecto de Vivienda Colectiva”. Las firmas de esta documental están consignadas en el Plano de demolición.

Esta es la documentación que hasta el momento se tiene en conocimiento y estimo es la misma que han recibido los concejales para el tratamiento de lo solicitado.

Conclusión

De los elementos brindados y en posesión, hay una serie de cuestiones a considerar, pero yendo a las que surgen de su lectura, puede decirse que no se entiende por qué se pide primero la excepción para construir en altura por encima de lo establecido, cuando lo primero que debió hacerse era solicitar la demolición que, obvio es, estaba impedida por Ordenanza. Segundo, en la nota al pie de esa primera presentación el propietario se presenta como tal y anuncia que “…lo afectaría al uso de TENOVA S.A.S.”, lo que indica que no ha delegado la titularidad o que él es parte del fideicomiso en cuestión.

Ambos pedidos de excepción están a estudio de los concejales, estos, en representación de los vecinos, tendrán que dirimir sobre la cuestión y resolver. Situación que aparece como compleja, no tan solo por la existencia de legislación previa, sino porque la misma no ha concluido de elaborarse, y para ello se requiere de un gabinete interdisciplinario o, en su defecto, la convocatoria a una consulta popular, por los recursos económicos y de tiempo que se insumirían en cualquiera de los casos, no parece que pueda resolverse en lo inmediato, ni aun en el mediano plazo.

Informe: Nicolás Heredia