Edgar Madrid: “Se cagan en la gente”

La información del reemplazo de 320 metros de cañerías para evitar la falta de presión del servicio en la zona oeste de la ciudad, fue la motivación para la conferencia de prensa del Presidente de la Cooperativa de Agua y Servicios Públicos La Falda Ltda., Edgar Madrid.

El diálogo posterior con los periodistas, le permitió al funcionario presentar un panorama descarnado de la situación actual y futura de la prestación, marcando tres ejes a considerar, ampliación de la planta de potabilización, solución a los problemas que presenta el dique y volcado clandestino de líquidos cloacales crudos sobre el cauce de ríos y arroyos.

Dejó en claro, que la Cooperativa es la prestadora del servicio, que en función de ello y de acuerdo a lo que está establecido en los convenios contractuales la misma no tiene que hacer obras estructurales, porque quienes tienen autoridad sobre el recurso, esto es ríos, arroyos, dique, son el municipio y los gobiernos provincial y nacional. Que no obstante, han generado un plan estratégico, que permite la planificación, con el objeto de obtener la sustentabilidad del sistema, el que tiene planteados objetivos de corto, mediano y largo plazo, con una proyección a 25 años, lo que ha permitido que nunca falte el agua, solo con algunos problemas eventuales solucionados en cuestión de horas. Puso como ejemplo de esto, que la ampliación de la planta potabilizadora ha conseguido que el suministro no se haya resentido ante el crecimiento demográfico y la duplicación de habitantes en temporada veraniega, pudiendo incluso pasar de producir 4 millones de litros diarios a 9 millones, como se ha dado en la última ola de calor, porque un convenio con inversores permitió el cambio de los mantos filtrantes, lo que acelera el proceso de producción. De todas maneras, al ritmo de urbanización actual la producción de la planta se verá seriamente afectada en tres años más. Reafirmando, expuso que “todo nació en la sequía de febrero de 2012, cuando no lo dijimos. Hoy, lo hago, solo teníamos reserva para 6 días”. “Fue, entonces, cuando elaboramos el plan director y le presentamos al intendente Marcos Sestopal la necesidad de que los nuevos inversores sostuvieran la sustentabilidad del sistema, porque todo lo nuevo que se construya debe contribuir a sostenerlo” agregó.

Volviendo sobre las obras que motivaban el encuentro, manifestó que “estas obras se hacen con recursos de la Cooperativa, lo que no se puede exigir es que subsidiemos a Villa Edén, porque oportunamente se les ofreció que se unieran al sistema y se negaron, ahora que El Chorrito no tenía una gota de agua, hemos tenido que hacer ingentes esfuerzos para que tengan provisión. Tendrán que enfrentar las inversiones necesarias para que no tengan inconvenientes”.

Sobre la situación del dique, impuso que “desde la Cooperativa hicimos el primer estudio del dique, el que fue proseguido por uno del INA, de ellos debe elaborarse el proyecto que determina si la solución es levantar la cota, como en su momento lo planteara el gobierno de José Manuel De La Sota, y que no se cristalizó por la quiebra de la empresa adjudicataria, o si hay que dragarlo, construir uno nuevo, lo que sea… Hablé esta semana con el Intendente y me prometió que se aceleraría la tramitación. En esto hay que considerar que el proceso lleva su tiempo, pensemos que en 2012 comenzamos hablar de una obra menor como es Pozo de Palos y recién la recibimos 8 años después”.

Fue claro y contundente con aquellos que en forma clandestina vuelcan líquidos cloacales a los cauces, definiendo que “llegaron las lluvias y los cauces se cubrieron de olores nauseabundos. Se cagan en la gente, es el agua que hay que potabilizar…”. Sumando que, “hace 20 años hicimos el relevamiento, lo presentamos ante el ERSEP, se hicieron las actas, pero todo parece seguir igual…”. Consultado por si se accionaria judicialmente con el caso, sostuvo que “no sé si estamos en condiciones de hacerlo, lo consultaremos con nuestros asesores legales. Tal vez, con el acompañamiento del municipio, otras instituciones, habría que ver”.

Finalmente y requerido por la incidencia política en la tarifa, mantuvo que “las diferencias políticas aparecen en los concejos deliberantes, oficialismos y oposición, así y todo hemos logrado hacer tomar conciencia a los gobiernos municipales, legislativos y ejecutivos, en un 75% de la necesidad de sustentabilidad del sistema... pero cada uno tiene su impronta y ego, eso lo hace difícil… en la cuestión tarifaria no hay forma de hacerles entrar balas, los concejales no toman conciencia, creen que las obras las tenemos que hacer nosotros, y sin dar las tarifas necesarias, son cuestiones que no conocen o dicen no conocer. En cuanto al Contrato de Concesión que desde el municipio nos prometieron avanzar en eso… la Cooperativa podría acceder a créditos de por si ante distintos organismos nacionales. De hecho, en 2019 el INAES podía entregarnos 2 camionetas, por gestión nuestra, pero las perdimos por no tener el contrato de concesión firmado, la razón fue de cómo iban a darnos recursos cuando no se sabía si al año venidero íbamos a seguir siendo prestadores del servicio. Esas cuestiones, políticas o de ego, muestran que algunos no entienden, y ahí asumo nuestro fracaso en ese porcentual que aún falta de concientización del funcionario público”.