Documento Congreso UCR Villa Giardino 2022


Con alta convocatoria cerró el Congreso de la UCR Córdoba, dejando en claro sus diferencias con las políticas de gestión de Hacemos por Córdoba, manteniendo la firme convicción de mantener la alianza Juntos por el Cambio a nivel provincial, pero destacando que presentará candidatos propios en la próxima elección, para lo cual plantea se conforme un reglamento que garantice la participación con trasparencia y equidad.

El cierre de las alocuciones estuvo a cargo del presidente partidario a nivel nacional, Gerardo Morales, quien abogó por mantener la unidad partidaria y la de Juntos por el Cambio y se manifestó como un propulsor del diálogo como única vía para posibilitar las condiciones de gobernabilidad a futuro.

El documento

“La Unión Cívica Radical no es una circunstancia en la vida de la nación, porque siempre fue fiel al mandato de sus fundadores, que no es otro que el resguardo de la república, el federalismo, la ética, la austeridad, las banderas de la igualdad, solidaridad, la defensa irrestricta de los derechos humanos y la democracia. Desde ese mandato histórico, vemos que en la Argentina deben ocurrir cambios que nos permitan abandonar los fracasos pendulares entre populismo y neoliberalismo, que han desbastado el futuro del país en los últimos treinta años. En ese marco, queremos expresar con toda contundencia: 1) Estamos convencidos, no hay más lugar para personalismos vacíos, para atajos ni simplificaciones cortoplacistas. Es nuestra responsabilidad lo que ocurra con la Córdoba y Argentina. En esa convicción, ratificamos la unión partidaria como condición necesaria para fortalecer un espacio opositor en Córdoba.

2) En ese contexto, reafirmamos nuestra pertenencia a la construcción política de Juntos por el Cambio como herramienta para articular una propuesta que nos permita gobernar esta provincia.

3) El radicalismo de Córdoba fiel a su mandato histórico expresa que propondremos candidatos dentro de Juntos por el Cambio. En ese marco, trabajamos en un reglamento que garantice a todos los actores trasparencia, certidumbre e igualdad de condiciones en el proceso electoral.

4) A la vez, decimos que Córdoba necesita un cambio de gobierno, pues resulta una inmoralidad que una de las provincias más ricas de la Argentina tenga los índices de pobreza, indigencia y desocupación, más altos del país. Lo que demuestra su fracaso, pero además la realidad de datos camuflados con una parafernalia propagandística que la oculta y disimula, manipulando, de ese modo, la diversidad de información.

5) Resulta igualmente obsceno la ineficacia del gasto público provincial, la displicencia en el manejo de los gastos ha significado que a pesar de pagar las tarifas e impuestos más altos de Argentina nos hayan endeudado en miles de millones de dólares que comprometen a varias generaciones cordobesas.

6) En el marco de la Seguridad Ciudadana, desde hace largo tiempo Hacemos por Córdoba no ha acertado en la prevención del delito, más bien ha padecido la conducción policial fuerza que en más de un momento puso en jaque la tranquilidad pública y al propio gobierno. Vivimos a merced de los delincuentes, la crónica policial da cuenta diariamente de muertes, robos, arrebatos, etc., que tiene a los ciudadanos sumidos en el pánico y a un poder político que solo apela al maquillaje para solucionarlo. Después de más de veinte años en el poder tienen que hacerse cargo del fracaso estrepitoso en materia de seguridad de la provincia de Córdoba. No menor es la forma y el modelo que se le ha impuesto al Poder Judicial, copando los niveles de decisión con ex funcionarios, parientes y amigos del poder de Córdoba. Fiscales especializados y perezosos que no investigan la corrupción.

7) La salud pública y privada de la provincia está en situación de colapso. Con una significativa disminución de la inversión, generando hospitales sin médicos ni enfermeros y con enorme concentración de la oferta en las grandes ciudades. A esta altura del siglo es difícil que una mamá de luz en el lugar donde vive, pues seguramente debera trasladarse a otra ciudad para recibir atención. Si no fuese por la gestión y aporte económico de los municipios que soportan con estoicismo la atención primaria de la salud, sin recibir los recursos, la situación sanitaria sería aun peor.

8) La pandemia puso al desnudo las debilidades de la educación pública en Córdoba. Esta es la única garantía de inclusión y de movilidad social, necesaria para un país con igualdad de oportunidades. Nuevamente la propaganda anuncia avances en la conectividad, por ejemplo, y quienes recorremos la provincia advertimos que hay una Córdoba conecta y otra desconectada y postergada.

No podemos dejar de señalar, como de enorme gravedad, la crisis en la que han sumido al transporte público de corta, media y larga distancia, tenemos un servicio ineficiente, caro, y que priva a miles de cordobeses diariamente de un servicio esencial afectando especialmente a los trabajadores. Creemos que el desarrollo productivo de la provincia es el resguardo para sacarlos de la postración en la que se encuentran miles de ciudadanos, que hoy engrosan las estadísticas de la desocupación más alta del país.

Las obras ya no alcanzan para ocultar las desigualdades del desarrollo de las distintas regiones de la provincia, debemos tomar conciencia de la envergadura del desafío que afrontamos y que, como expresamos, el primer paso necesariamente debe ser la unión del radicalismo y los radicales. Pues ello constituye la condición necesaria para superar la crítica situación que Córdoba padece, para ello hemos recorrido cada rincón de la provincia, escuchando a los cordobeses, con la idea de conformar equipos técnicos que elaboren un programa de gobierno capaz de resolver y superar los problemas estructurales de la provincia de Córdoba. Para esa tarea, el radicalismo posee mujeres y hombres de probada pertenencia e identificación con valores que dan razón a la existencia de Juntos por el Cambio, capacitados y honestos, para protagonizar una alternativa verdadera para las elecciones que se avecinan. Habrá más y mejor república, si hay más y mejor radicalismo.

Adelante Radicales”.


Gerardo Morales


El cierre de las actividades, en lo que alocuciones respecta, estuvo a cargo del gobernador de Jujuy y Presidente del Congreso Nacional de la UCR, Gerardo Morales, quien, entre otros, dejó dos conceptos a rescatar, el primero señalando que “… si alguien dice que los principios y los valores de Raúl Alfonsín han caducado, tengo que contestarle como Presidente del partido, no puedo callar, porque esos principios están más vigentes que nunca. Por eso, pase lo que pase, no nos desperdiguemos. Nos paremos donde nos tenemos que parar. En el centro. En la responsabilidad, en principios, en valores. Nos paremos en esta concepción de tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario. Porque no compartimos el Estado mínimo de los neoliberales, ni tampoco el Estado máximo de los populistas. Sí, el Estado que sea necesario y presente”.

El segundo, relacionado al futuro inmediato, marcando que “… hay que terminar con la grieta, es otra de las cuestiones de las que está cansada la gente, cansada de las peleas de la política, y harta de que la política no le dé respuestas, es un tema que nos tiene que interpelar y resolver. No hay posibilidad en la política Argentina si no hay diálogo. Y como viene la mano para la elección que viene, un 20% de estos derechosos, un 10% de izquierda y un 35% que vamos estar peleando, por ahí puede que se dé de otra manera, pero pinta que puede quedar así, con el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, esa va a ser la expresión del Congreso, va haber un Congreso muy dividido, al que le toque gobernar en 2023 no va a tener mayoría, de modo tal que si no abrimos puertas para el diálogo no vamos a poder generar los cambios, las transformaciones, que nos propongamos. Por eso a algunos les cae mal que dialogue, lo que hago es dialogar para construir política, y tengo en claro que quiero un presidente radical y un gobernador de Córdoba radical…”.