Crece la violencia entre adolescentes y se incrementa la que tiene como víctimas a niños y niñas


Hace poco, reflejamos la circunstancia donde un adolecente de 14 años fue cortado en su rostro con una trincheta por un compañero en una escuela de La Falda, esa misma semana hubo cuatro situaciones que involucraron a jóvenes en situaciones similares en las calles de La Falda.

Este fin de semana nos encontramos que ingresó un menor de edad del Bº Rio Grande al Hospital de La Falda, con una herida de arma blanca y luego trasladado al Hospital Domingo Funes.

Asimismo en La Cumbre otro adolescente fue herido con un arma de fuego en su hombro izquierdo, esto se produjo en medio de un enfrentamiento en la calle Castelli, entre los jóvenes involucrados existirían quienes tendrían antecedentes por hurto y robo.

En Capilla del Monte se filmo y subió en las redes, una batalla campal entre adolescentes en la vía pública y en horas de la madrugada.

Cada día crece la cantidad de adolescentes que están involucrados en situación de violencia, ya sea en las peleas callejeras, como huidas o búsqueda de paraderos que visibilizan los conflictos familiares de los que muchos de ellos son víctimas.

En el Hospital de Niños de Córdoba ha crecido el número de niños y niñas víctimas de maltrato, pero, tal vez, lo que llama la atención es el nivel de violencia sobre esos pequeños cuerpos, ni hablar su psiquis.

Lamentablemente, los Municipios no lo toman como política pública, de hecho solo expresan que es un problema policial y de la justicia. Mientras no comprendan que es imperativo que los municipios se involucren generando las áreas específicas, que exige la normativa nacional y provincial, esto va a ir escalando.

Sí, es cierto que algunos municipios tienen un área de género y niñez, pero es una tergiversación de esos espacios que no pueden tener un mismo equipo para las intervenciones y no son sugeridos por la mirada adultocéntrica que mantienen, siendo un adulto el que puede imponer su voz mientras el niño o niña queda en un lugar de ser tutelado.

La violencia entre adolescentes y de adultos contra la niñez, cada vez se va evidenciando mas públicamente, la Secretaria de Niñez Adolescencia y Familia está haciendo aguas en los territorios, de hecho se plantea desde las organizaciones generar movilizaciones en distintos puntos del Departamento Punilla, comenzado con Carlos Paz , en una necesidad de intervención acorde y que no revictimice como lo está haciendo hoy.

Parece ya clásico, lamentablemente, que ocurran hechos graves para que las autoridades tomen conciencia de lo que emerge en las familias y los barrios y que son prevenibles con mucho trabajo, políticas públicas a largo plazo y comprendiendo que es urgente que le demos prioridad a la prevención y participación a todos los sectores que trabajan con ellos.

Karina Lucero