Caso Jonatan Romo

Ordenaron la prisión preventiva de los seis policías implicados


Tras la investigación a su cargo, por la muerte de Jonatan Romo, en la Comisaría de La Falda, el fiscal Raúl Ramírez ordenó las prisiones preventivas para los seis acusados entendiendo que existe “riesgo procesal”, ya que los mismos podrían borrar pruebas, alterar escenarios, amedrentar testigos o convencerlos para que declaren circunstancias que les favorezcan.

La tarea investigativa del fiscal le habría permitió determinar que la víctima habría sufrido una asfixia mecánica, además de haber sufrido golpes.

La violencia policial, en la interpretación del fiscal, se habría ocasionado en dos oportunidades “cuando fue detenido en la calle y en la comisaría previo a su ingreso a la celda”.

Según lo manifestado en la causa, “se mintió para intentar desviar la investigación”.

Por presunto homicidio calificado fueron ordenadas las prisiones preventivas del sargento Miguel Ángel Aguilera, el cabo Juan Pablo Zunino, el cabo Hernán Suárez y el sargento Walter Geri.

En tanto, el dictamen alcanza, por presunto encubrimiento agravado, al subcomisario Pablo Antonio Zárate y el agente Lucas Giménez.

Cabe consignar que, al ser indagados, los imputados negaron las acusaciones en su contra.

El abogado Luis Galli, representante legal de la familia de Romo, mostró su satisfacción por la decisión adoptada por el fiscal Ramírez.

En otro orden, adelantó que tiene avanzado el pedido de enjuiciamiento a la fiscal Paula Kelm, el que se ha visto demorado por alguna documentación que requirió y no ha receptado por el ciber-ataque al Poder Judicial de Córdoba.