2 años sin PAME


Hace dos años que perdíamos a Pamela Nieto, nuestra joven vecina solo tenía 24 años y se había recibido de profesora.

Fue mal diagnosticada por diferentes médicos de guardia en el Hospital Municipal de La Falda pero además la familia expresó siempre, que nunca los escucharon, que les avisaron a los distintos profesionales que era una paciente de riesgo con trasplante renal, ese antecedente obligaba a que realizaran estudios que eran resistidos por los médicos. Para cuando uno de ellos se dio cuenta que la paciente estaba mal y que había que realizar los estudios correspondientes ya era tarde, tenía una infección generalizada. La trasladaron a Córdoba pero a pesar de ser una guerrera Pame no pudo… 10 días después falleció. Es una muerte sin sentido, de las que se pudo prevenir, de las que demuestran la deshumanización en el sistema de la salud de la forma más brutal.

Marco legal en Argentina

En Argentina está en vigencia la Ley 26.529 - Los derechos del paciente, una ley que instituciones públicas y privadas no cumplen, en ella nos validan como sujetos de derecho con opinión, donde debemos ser informados sobre nuestra situación de salud, en donde podemos tomar decisiones en lo que nos concierne a nuestros tratamientos. Donde no pueden negarnos atención y reconoce el trato digno y respetuoso, a los y las pacientes y su familia.

Por otro lado un tema en pugna es la de la Historia Clínica, la normativa dice que para quien solicita debe ser entregada en 48 hs, y antes tambien si hay una urgencia, lamentablemente en la realidad es que las familias terminan pidiendo la intervención judicial para que sean entregadas porque las instituciones siguen manejando las Historias Clínicas como de su perteneciera cuando en realidad les pertenece al paciente. Si el paciente no pudiera retirarla la ley expresa que lo puede hacer, un cónyuge o cualquier persona conviviente, además de un representante legal.

2 años sin PAME

A dos años familiares y amigos vuelven a visibilizar que estamos esperando justicia por PAME, porque para la familia hubo una mala praxis en el Hospital de La Falda, sabemos que estamos en la recta final de la investigación y que pronto tendremos novedades.

Lamentablemente la sonrisa que nos iluminaba de PAME físicamente, ya no la tenemos pero está presente en nuestras voces, en cada merienda que brinda su familia a los niños y niñas del barrio Molino de Oro (merendero Mi PAME) y en cada persona que la conoció con su inmensa colaboración a distintas causas y su amor que no muere, sino que se transforma en pedidos de justicia y en acciones solidarias.

Karina Lucero

Ce.Pro.Fa.